Marvel’s Spider-Man (2018): la relación entre trauma y poder

Hemos tenido montones de adaptaciones de los cómics sobre Spider-Man (recientemente, la mayoría se han ubicado dentro del ámbito cinematográfico) siendo las más recientes Spider-Man: Homecoming (2017), protagonizada por Tom Holland, y la versión animada Spider-Man: Into the Spider-Verse (2018). Con tantas adaptaciones se corre el riego de que al crear un videojuego con este superhéroe como protagonista la historia no ofrezca nada fuera del fan-service para los seguidores de Peter Parker; sin embargo, esto no pasa con Marvel’s Spider-Man (2018). El videojuego, desarrollado por Insomniac Games, no presenta la historia de origen de Spider-Man, sino que nos muestra cómo Peter Parker, con 23 años, intenta balancear su vida de superhéroe (después de ocho años haciendo este trabajo) con la de ciudadano regular Nueva York (y cómo fracasa, evidentemente). Su trabajo como protector de la ciudad hace que llegue tarde en muchas ocasiones y las fallas constantes afectan su vida amorosa, su vida laboral y su estabilidad económica pero no su determinación por hacer el bien. Hasta ahí, nada nuevo.

Si bien el videojuego no revoluciona los temas recurrentes del superhéroe (el bien contra el mal, la dicotomía del egoísmo y el altruismo, el sacrificio, entre otros), sí problematiza la cuestión del poder y porqué hay personas que cuando lo poseen se vuelven buenas y otras que se vuelven malas. En resumen, más allá de simplemente ser una historia más de “los buenos contra los malos” Marvel’s Spider-Man plantea: ¿Qué hace que las personas se conviertan en héroes o en villanos? En este análisis me concentraré en tres personajes, Norman Osborn, Otto Octavious (Doctor Octopus) y por supuesto, your friendly neighborhood Spider-Man, y en la manera en que ejercen los diferentes tipos de poder que poseen y cómo eso los lleva a convertirse en héroes o villanos.

Marvel's Spider-Man_20190331214623.jpg
©Insomniac Games

En primer lugar tenemos a Norman Osborn, quien es dueño y presidente de Oscorp así como alcalde de Nueva York. Su poder político y su solvencia económica le dan una posición privilegiada frente al resto de los habitantes de la ciudad. No se puede evitar la comparación entre el penthouse donde habita Osborn y las docenas de literas que se encuentran en una sola habitación en F.E.A.S.T,[1] acrónimo del refugio para indigentes donde May, la tía de Peter, es voluntaria; o con los cientos de tiendas de campaña que inundan las calles de la ciudad una vez que la pandemia ocasionada por el “virus” conocido como Devil’s Breath (aliento del demonio) comienza. Incluso al mismo Peter Parker lo desalojan de su departamento por no poder pagar la renta.

Entonces, Osborn no sólo tiene el poder del dinero generado a través de Oscorp, sino que también obtiene poder de su rol como alcalde y de controlar la distribución de los recursos gubernamentales. Claramente la ventaja de Osborn recae en ocupar una posición desde donde puede mandar/manipular una gran cantidad de individuos y en tener el dinero para emprender los proyectos que desee; ¿cuál es el principal uso que le da a este poder? Lo usa para intentar curar la enfermedad genética autoinmune que mató a su esposa y que ahora amenaza la vida de su hijo, Harry Osborn. Aunque se trata de un objetivo noble, su plan falla porque el intento de cura, el GR-27, apodado Devil’s Breath, resulta ser un virus letal. Osborn concentró todo su poder en salvar a una sola persona, en lugar de brindar asistencia a miles de otras, ya sea en términos económicos o de refugio. Incluso Sable Internacional, la compañía militar privatizada que contrata después del atentado de Martin Li en contra de su persona, se dedica a reprimir y detener sin razón a la población neoyorquina (esto quizá es una referencia sutil a la situación política que se vive actualmente en ese país), haciendo su condición aún más deplorable. El egoísmo de Osborn acaba por matar a miles de personas inocentes. Claramente él no escuchó la famosa frase del tío Ben: “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Cuando un individuo ocupa una posición de poder que le hace tener el destino de millones de personas en sus manos, resulta erróneo concentrarse en una sola, sin importar que las intenciones sean nobles.

Marvel's Spider-Man_20190403123503.jpg
©Insomniac Games

En segundo lugar tenemos al doctor Otto Octavious, quien junto con Peter Parker trabaja en un proyecto para crear una serie de prótesis que se comporten de manera muy similar a los miembros que remplazan, esto con el objetivo de ayudar a un sector de la población que se encuentra marginado, vulnerable y que lucha por tener una vida “normal”. Otto pone sus conocimientos y su experiencia al servicio de un proyecto altruista y lucha para sacarlo a flote, incluso cuando Norman Osborn le retira el apoyo económico del que depende enteramente; este es una de las razones por las que Peter lo admira y lo ve como un mentor (quizá la pérdida constante de figuras parentales hace que Peter mire a Otto como un ejemplo a seguir). El poder de Otto, entonces, recae en su intelecto. Quizá el Doc no tiene la solvencia económica para llevar a cabo todas sus ideas, pero tiene las ideas.

Marvel's Spider-Man_20190402125827
©Insomniac Games

El giro es que (y esto se intuye desde el principio del videojuego si la persona que juega se encuentra un poco familiarizada con el universo de Spider-Man) Otto Octavious acaba por convertirse en villano. La hamartia[2] de este personaje recae en usar su genialidad únicamente para beneficio personal. Su interés en el proyecto de prótesis con una interfaz neuronal se debe a que sufre de un desorden neurológico que eventualmente le hará perder sus funciones motoras pero conservará su mente intacta. Al final, usa los brazos prostéticos y sus características mejoradas para intentar vengarse de Osborn, de quien codicia la capacidad económica. De hecho enuncia explícitamente este deseo de venganza en uno de sus audio-diarios: “Algún día le voy a devolver la jugada. Le enseñaré cómo es sentirse indefenso y pequeño”. Al igual que Osborn, Octavious no usa su poder con responsabilidad. Al comparar los dos personajes resulta curioso observar que Osborn y Octavious están luchando contra el mismo enemigo: la naturaleza que se manifiesta en forma de una enfermedad degenerativa e incurable. También es relevante notar que la hibris[3] de los dos personajes es creer que los poderes que poseen bastan para vencer a dicho enemig: se creen más grandes que los dioses.

Marvel's Spider-Man_20190319221733
©Insomniac Games

Por ultimo tenemos a Spider-Man, quien tiene súper poderes: su responsabilidad recae en utilizarlos correctamente y para hacer el bien. Como el juego no presenta la historia de origen de este superhéroe, no llegamos a presenciar el momento en el que Peter no quiere ser Spider-Man e intenta deshacerse de la responsabilidad que le fue otorgada por azahares del destino, no tenemos ningún tipo Bildungsroman, sino más bien lo que pasa después de éste. Luego de que un ladrón que deja ir termina por matar a su tío Ben, Peter se compromete a no descansar hasta que los problemas de la sociedad en la que vive estén resueltos (el juego incluso lo muestra ayudando a Harry Osborn con investigación para reducir el calentamiento global y la contaminación de los ríos #EcoSpidey), anteponiendo las necesidades de ésta a las propias. El camino del héroe es solitario. Aun si Miles y MJ ofrecen ayuda y apoyo constante, las decisiones más difíciles recaen en él, como lo es el tener que enfrentar y derrotar al Doctor Octopus, quien solía ser una persona que Peter admiraba y apreciaba. Spider-Man personifica el sacrificio cristiano, el dar todo por los demás, incluso a sí mismo, sin esperar nada a cambio.

Marvel's Spider-Man_20190408111952
©Insomniac Games

Alrededor de estas tres maneras de ejercer el poder que poseen se encuentra el trauma por las pérdidas personales, por la muerte, por la traición, hecho que afecta directamente la posición frente a la sociedad que cada uno de los personajes toma. El que Osborn haya perdido a su esposa (y que ahora enfrente la posibilidad de perder a su hijo), el que Otto sepa que el destino que le depara con la enfermedad y el que Peter se sienta responsable por la muerte del tío Ben les genera una sensación de culpa, en parte, por no haber podido evitar esas situaciones, pero al mismo tiempo una sensación de miedo a distintas cosas: a la pérdida, al fracaso, a lo desconocido, a la impotencia. Los eventos traumáticos en el pasado de estos tres personajes les han generado miedos que los llevan a tomar decisiones extremas, todo con tal de evitar el dolor. La diferencia es que Peter no responsabiliza a la sociedad entere por su dolor, sino que su manera de lidiar con él es tratando de acabar con la violencia que originó su trauma.

Los dos villanos eligen caminos poco éticos como mecanismo para lidiar con dichas emociones, mientras que Peter decide actuar con responsabilidad y cumplir con su deber incluso si eso implicar sacrificar distintos aspectos de su vida personal. Lo más triste es que ninguno de los dos caminos funciona, Osborn no logra curar a su hijo, Otto acaba en la cárcel sin nada que le permite evitar la degeneración por la enfermedad y Peter acaba perdiendo a otra persona importante en su vida precisamente porque se rehúsa a ser como los otros dos personajes y a realizar acciones que tienen buenas intenciones pero en realidad sólo son egoístas. Quizá uno de los momentos dolorosos de todo el juego es cuando Peter decide no usa la única muestra del antídoto al virus Devil’s Breath en su tía May y en su lugar, decide donarlo para que se pueda reproducir el compuesto y salvar a más personas, lo que resulta en la muerte de su último pariente vivo. Peter sí aprendió de sus errores, escuchó las palabras de su tío Ben y las siguió al pie de la letra y aun así terminó con la muerte de su tía en sus manos.

Marvel's Spider-Man_20190408125349
©Insomniac Games

Entonces, ¿cuál es la recompensa por hacer el bien? ¿Qué gana uno de ejecutar un gran poder con responsabilidad? Fuera de la promesa de un paraíso en la vida después de la muerte que ofrece la perspectiva cristiana, la respuesta más evidente pareciera ser que no hay recompensa, de hecho, el si quiera pensar en una recompensa ya tiende al egoísmo, mismo que hizo que Norman Osborn y Otto fallaran en sus cometidos. Si bien no está en todos hacer el bien de manera tan desinteresada todo el tiempo, me parece relevante analizar las últimas palabras que Peter le dirige al doctor Octavious, justo después de que averigua que el villano sabía acerca de su verdadera identidad y aun así intenta destruirlo. En un último intento por salvarse, Octavious intenta chantajear a Peter al amenazar con revelar la verdadera identidad de Spider-Man, a lo que este responde: “Haga lo que crea que es mejor, Doc. Es lo único que cualquiera de nosotros puede hacer. Incluso cuando duela muchísimo”. Con esto Peter quiere decir que cada quien es responsable únicamente por sus propias acciones y que resulta imposible intentar luchar contra fuerzas que son más grandes que ellas. Quizá no sea lo ideal y ciertamente es un proceso que resulta doloroso ya que involucra tener que superar fuertes traumas, pero eso es todo lo que los humanos podemos hacer.

Hay una cierta madurez que se da en el personaje de Spider-Man, precisamente porque esta no es una historia de origen, que nos puede llevar a repensar las célebres palabras del tío Ben. Un gran poder conlleva una gran responsabilidad, sí, pero no necesariamente conlleva la madurez para actuar en consecuencia.

Notas:

[1] En inglés, las siglas se refieren a: Food, Emergency, Aid, Shelter and Training; es decir, comida, emergencia, ayuda, refugio y entrenamiento, al mismo tiempo que forman la palabra festín.

[2] Esta expresión de origen griego se refiere a un fallo trágico o un error de juicio que usualmente termina en tragedia.

[3] Esto es la arrogancia combinada con un exceso de seguridad o de confianza en uno mismo que a menudo resulta en tragedia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s