[Especial] Game of Thrones S08E03: “The Long Night”

El domingo pasado salió uno de los capítulos más esperados de la serie Game of Thrones: La batalla entre el ejército de los muertos dirigido por el Night King y todos aquellos que decidieron pelear por los vivos en Winterfell. Algunos esperaban más del episodio, otros no pueden dejar de hablar de todos los mejores momentos. Si bien todos creemos que la iluminación pudo ser mejor para saber si nuestros personajes favoritos seguían vivos o no, creo que fue una de las formas en la que se logró crear desde un inicio una atmósfera de peligro e incertidumbre. El capítulo prometía traer consigo la oscuridad de la noche del Night King y la muerte de muchos. Los reencuentros y despedidas de los dos capítulos anteriores fueron un gran preámbulo para generar tensión desde que comienza el capítulo tres y los efectos de iluminación y sonido hicieron su parte para no dejarnos respirar en esos 82 minutos. En esta entrada quiero hablar sobre las dos cosas que me produjo este episodio: ansiedad y tristeza. Era claro que no todos podían sobrevivir una batalla de esta magnitud, pero desde los primeros momentos la oscuridad de las escenas en las que se ve a los muertos invadiendo más y más las defensas de Winterfell me generó una ansiedad que sólo creció conforme los wights se acercaban. Por el lado de la tristeza, están los personajes que se sacrificaron para salvar a otros. Desde mucho antes se profesaba una larga noche que traería muerte y destrucción al reino de los vivos, al nombrar a este capítulo “The Long Night” se hace alusión directa al momento decisivo donde se enfrentarán el mundo de los vivos y el de los muertos.  

img_2373-e1556725293781.png
© HBO

Desde el inicio, la iluminación y la falta de sonido contribuyen a una atmósfera de tensión que hizo que la mayoría estuviera constantemente revisando cuánto tiempo quedaba para que acabara la masacre. Las escenas oscuras usualmente nos hacen sentir incómodos pues son momentos de incertidumbre en los que cualquier cosa puede tomarnos por sorpresa. Sumando esto a la tensión que han generado los capítulos anteriores que prometen una batalla, esta incomodidad va en crescendo hasta el momento en que se muestra de cerca al ejército de los muertos. El Night King no sólo parece engendrar una oscuridad envolvente, sino que crea una gran tormenta de nieve que contribuye a que el fuego se extinga e incluso a que los dragones no sean tan efectivos al inicio de la batalla. La magia del Night King no puede ser combatida fácilmente por los personajes humanos y pareciera que tampoco por la magia de Melisandre.  En repetidas ocasiones, los personajes intentan combatir esta oscuridad con fuego sin tener éxito. Incluso cuando Melisandre enciende las armas de los jinetes Dothraki el momento de júbilo dura muy poco, pues cabalgan hacia una oscuridad que de la que ninguno regresa vivo. Esta falta de luz y esperanza nos hace preguntarnos si la oscuridad podrá ser detenida (aunque estemos conscientes de que quedan otros tres episodios en la temporada). El ambiente lúgubre y frío, que en esta serie alude a la muerte, refleja el miedo de los personajes a lo largo del episodio.

img_2351-e1556725654223.png
© HBO

A pesar de las adversidades y las grandes bajas de la defensa de Winterfell, hay momentos realmente heroicos en este capítulo que son necesarios mencionar. Los personajes han comprendido que se enfrentan a la muerte misma y queda claro que esta es una tarea que no debería ser tomada a la ligera. Al saber que el destino de Westeros será prácticamente definido por el resultado de esta batalla, no es sorpresivo que todos estén dispuestos a dar su vida por detener al ejército de los muertos. Jorah y Greyworm lideran la batalla en las afueras de Winterfell y no se retiran del exterior incluso cuando todo se ve completamente perdido. Ambos pelean por Daenerys y quieren demostrar que sacrificarían sus propias vidas por ella, como podemos ver al final de capítulo, cuando Jorah pelea hasta su último aliento por salvar a Daenerys que se encuentra rodeada de wights. Debo confesar que esta es una de las muertes que más sufrí en este episodio, pues el amor que Jorah siente por Daenerys ha sido su impulso para sobrevivir durante las últimas temporadas, incluso a sabiendas de que jamás sería correspondido de la misma forma. Por otro lado tenemos a Lyanna Mormont, quien muere al defender el castillo de un gigante muerto en vida que acabó con el resto de sus compañeros en una sentada. Lyanna está consciente de que ese esfuerzo le costará la vida, pero no hay nada que ella no hubiera hecho para defender el Norte. Durante estas escenas, la iluminación simula el fuego que arde en las barricadas de Winterfell, el fuego en este capítulo representa la esperanza de salir con vida, sin embargo, ninguno de los Mormont lo logra. La muerte de ambos fue terrible pues dieron todo de sí hasta el final.

img_2369-e1556725716824.png
© HBO

Por otro lado están los personajes que murieron por defender a sus amigos, tanto Edd como Beric dan su vida por ayudar a quienes estaban en grave peligro. Como una especie de eco de temporadas pasadas, Edd rescata a Sam de una muerte segura y eso resulta trágico para él. El último miembro de la Night’s Watch fallece protegiendo a uno de sus hermanos. Esta escena está rodeada de violencia y la misma luz rojiza que simula el fuego ardiente de los dragones de Daenerys, lo que podría indicar que hay una posibilidad para Edd, pero como bien vimos cuando el Night King se dirige a Winterfell, sus ojos se tornan azul hielo y Sam pierde a su último amigo de negro. Beric también demuestra ser un buen amigo al salvar a Arya y The Hound dentro del castillo que ha sido invadido por los muertos (¿alguien más pensó en la cantidad de vidas que hubieran salvado si no hubieran dejado a las mujeres, niños, Tyrion y Varys en las criptas? Pésima estrategia). Revivido en múltiples ocasiones, pensé que Beric no tendría problema en sacrificarse por sus amigos, sin embargo luego recordé que Thoros ya no podría traerlo de vuelta y Melisandre confirma que su destino era ayudar a Arya. Beric pone su cuerpo a modo de escudo para impedir el paso de los wights mientras The Hound toma a Arya para llevarla a un lugar seguro. Esta muerte resuena con el capítulo anterior cuando los tres personajes están juntos y Arya decide mostrarse fría ante los dos hombres que en algún momento quiso ver muertos, pero esa noche pelean juntos y perdonan sus diferencias.

IMG_2374
© HBO
IMG_2348
© HBO

Por último, tenemos a dos personajes que voluntariamente deciden morir: Theon y Melisandre. Theon defiende a Bran, quien realmente no hace nada este capítulo más que ser extraño como es lo usual para él, a pesar de saber que el enemigo más poderoso irá directamente hacia ellos. No conforme con haber protegido a Bran de los wights, Theon ataca al Night King cuando este se acerca a Bran y muere en el intento. Después de temporadas buscando su verdadera identidad, Theon se redime y sabe que está en donde pertenece, Winterfell siempre fue su verdadero hogar. Esta fue sin duda la otra muerte que más me afectó, pues el silencio de la escena lo hizo ver tan definitivo que parecía destinado a ser. Tanto así que es el preámbulo para que Arya por fin pueda deshacerse del Night King con la misma daga que inició el conflicto entre los Stark y los Lannister en la primera temporada. Finalmente tenemos a Melisandre, quien anunció su muerte en su llegada a Winterfell. Honestamente pensé que iba a morir al ayudar a prender las trincheras, o que Arya acabaría con ella, pero en lugar de ello Melisandre impulsa en gran medida los actos que conducen a Winterfell a la victoria y decide terminar su vida voluntariamente. 

IMG_2375
© HBO

En este capítulo los personajes encaran sus miedos para ponerle fin al ejército de los muertos, en lo que fue una larga noche oscura. Desde los sonidos y la poca iluminación del inicio del capítulo se sabía que sería una batalla que cobraría muchas vidas. A pesar de ello los personajes principales sacrificaron todo y más por defender a aquellos que aman. 

IMG_2353
© HBO

Fue un capítulo lleno de tensión al no saber qué sucedía y cómo iba a terminar. Los largos silencios, las escenas de batalla que parecían no terminar nunca, los ojos azules que iban en aumento: todo contribuyó a hacer de este episodio 82 minutos en los que respirar era difícil y las lágrimas venían muy fácil. Prácticamente cada uno de los personajes principales experimenta un momento de silencio en el que se nos permite ver que por dentro están muertos de miedo, pero siguen luchando en cuanto el silencio cesa. Todo ocurre tan rápido en los momentos de batalla que es complicado seguir el paso, y algunas escenas son tan lentas que es claro que anticipan algo terrible. El éxtasis del momento en que Arya miró literalmente a la cara de la muerte y dijo “hoy no” me costó trabajo disfrutarlo por completo al momento, pues seguía con el corazón hecho un nudo ante todo caos que había dejado en mí la hora anterior. Cuando lo veo de nuevo, me queda claro que el amor que los personajes se tienen entre ellos logró el amanecer al final de esa noche y los sacrificios que se hicieron por proteger a los seres queridos llevaron a la victoria de Winterfell.

One Reply to “[Especial] Game of Thrones S08E03: “The Long Night””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s