BoJack Horseman (2014~): pasado, remordimiento y consecuencias

¿Es posible cambiar? Esta es la pregunta con la que abre la temporada final de BoJack Horseman, la serie animada creada por Raphael Bob-Waksberg y distribuida por Netflix. Pareciera ser que la primera mitad de esta temporada, que se centra en BoJack y en su camino hacia la sobriedad, apunta a que sí es posible lograr un cambio significativo en nuestra persona si realmente estamos determinados a hacerlo. Pero cambiar no significa que el pasado desaparezca ni que los errores se reparen automáticamente. En este entrada analizaré el camino a la redención/sobriedad de BoJack Horseman y la manera en la que se problematiza dentro de la serie a través de las interacciones entre pasado y remordimiento.

Desde el inicio de la serie el tema del pasado ha sido una presencia constante. BoJack es famoso por haber interpretado el papel protagónico en una sit-com en los 90, pero ese ha sido el papel más relevante de su carrera y vive de los recuerdos y del dinero obtenido durante esos años de gloria; en este caso, el pasado se usa de manera nostalgia para enfatizar el estilo de vida decadente del protagonista. Otro ejemplo de esto es el capítulo “Time’s Arrow” (S04E11) en el que, a través de flashbacks, averiguamos la historia de la madre de BoJack y entendemos la razón de sus actitudes hacia la vida, así como el resentimiento hacia su hijo. Quizá el pasado no justifica los comportamientos de la madre de BoJack, pero ahora entendemos porqué están ahí. 

BoJack 1
© Netflix

El énfasis en el pasado se intensifica en esta última temporada. Los créditos de inicio de la serie cambian de manera radical, y digo radical porque aunque en las primeras cinco temporadas dichos créditos tienen pequeñas variaciones en cada episodio (para reflejar los cambios más recientes en el entorno de los personajes) siempre siguen una estructura similar al dar un “tour” de la casa de BoJack. En esta nueva temporada, el intro deja de reflejar el presente y muestra los remordimientos más grandes del personaje principal con una serie de escenas que se desvanecen como filme quemado: la muerte de Sarah Lynn, el despido de Herb Kazzaz, los eventos con Penny en Nuevo México, y su madre en el asilo. Este cambio es importante porque simboliza que Bojack ha decidido comenzar a mirar al pasado y dejar de vivir al día. Es importante que sean estos momentos en específico los que se muestran en el intro porque son hechos que BoJack ya no puede reparar por más que cambie, son las situaciones que intentaba silenciar con el alcohol pero que no puede callar ahora que está sobrio.

Volviendo a la cuestión del cambio, si BoJack realmente quiere mejorar tiene que tomar el camino difícil y enfrentar el pasado, no vivir en él nostálgicamente, como hacía al principio de la serie, ni tampoco correr de él como lo ha hecho justamente con esas situaciones que aparecen en los créditos iniciales, sino confrontarlo y aceptarlo. La serie muestra que el pasado está para dejarlo atrás, pero eso no significa que nuestras acciones estén exentas de consecuencias. Podemos elegir demoler el pasado de forma simbólica, como cuando BoJack demuele la casa de su madre en un intento de liberarse de todo el dolor que le trae el abuso sufrido durante su infancia; pero destruir e ignorar al pasado no es una forma de reconciliarse con este. Parte de lo que lleva a Bojack a decidir reconciliarse con su pasado es la culpa que lo consume. El remordimiento de todo lo que Bojack ha hecho finalmente resulta demasiado y es por eso que el protagonista decide buscar ayuda. De hecho, esta primera mitad de la temporada hace énfasis en la salud mental a través de varias líneas: con Mr. Peanutbutter y su tour de concientización de la depresión, con las sesiones de terapia diarias que toma BoJack durante su tiempo en rehabilitación y con Diane y el hecho de que le recetan antidepresivos y ella no quiere tomarlos en un inicio. 

Es justamente a través de la terapia y el centro de rehabilitación que BoJack empieza a intentar enmendar sus errores y descubre que se encuentra arrepentido de sus acciones. Justamente al no poder refugiarse en el olvido que ofrecen el alcohol y las drogas, BoJack se ve obligado a admitir que ha actuado de manera egoísta y que ha hecho daño a otros en más de una ocasión. Por ello, el haber causado daño permanente en la vida de los otros es una constante en sus sesiones de terapia durante su rehabilitación. Si bien el arrepentimiento no es lo mismo que el cambio, sí es un factor que puede motivar que una persona se decida a confrontar el pasado en lugar de simplemente olvidarlo. De hecho, la motivación de BoJack para internarse es el saberse responsable de todo eso y el deseo de no volver a cometer dichas acciones. Esto se puede considerar una suerte de arrepentimiento, aunque esto no necesariamente significa que el mundo lo perdonará. (Recordemos el momento en el que Bojack va a disculparse con su ex-amigo Herb, justo cuando este último está a punto de morir de cáncer, y su disculpa es rechazada.) 

El cambio es egoísta y, hasta cierto punto, tiene que serlo. Una persona cambia hasta que lo decide y tiene la voluntad para hacerlo. Una persona no puede cambiar a otra. El problema aquí es que BoJack parece esperar que pedir disculpas y cambiar le otorgue la misma absolución que ofrece la confesión católica: una página en blanco donde todos sus errores queden perdonados y olvidados, un nuevo comienzo. Es justo por eso que acepta un trabajo como profesor en una universidad en otro estado, es un lugar donde nadie lo conoce. El protagonista quiere ser eximido de responsabilizarse por sus errores anteriores. No es que acepte la culpa, más bien sólo trata de deshacerse de ella.

Bojack 6
© Netflix

La manera en la que una acción en el pasado tiene consecuencias en el presente también ha sido explorada en la serie. Uno de mis ejemplos favoritos son los coladores que Todd y Mr. Peanutbutter ordenan durante uno de sus alocados proyectos y que permanecen en el fondo de varios escenarios durante toda la temporada 3. Al final, los coladores ayudan a salvar la ciudad y no simplemente desaparecen. Si bien podría tratarse de una broma muy elaborada, creo que es un detalle importante porque generalmente en las sit-coms de media hora (como Horsin’Around, el programa que estelariza BoJack en su juventud) el orden se restablece al final de cada episodio: sin importar la cantidad de percances que ocurran durante este, todo vuelve a la normalidad. En BoJack Horseman no se utiliza este recurso porque se pretende hacer énfasis en las consecuencias de una acción y, como bien señala el protagonista, la vida no es tan sencilla como un episodio de Horsin’ Around y puede que no todo resulte bien al final.

El último capítulo de esta primera mitad de la temporada precisamente aborda lo que pasa cuando el pasado finalmente nos alcanza, cuando es momento de pagar por los platos rotos. ¿El cliffhanger con el que termina sirve para recordarnos que Bojack no puede cambiar, como él ha dicho incontables veces a lo largo de la serie? No lo creo. Me parece que sí hay un cambio real en BoJack durante este temporada que se manifiesta en su comportamiento con los demás: cuando ayuda a una Diane deprimida a limpiar su casa o cuando ofrece consejo y apoyo sincero a Mr. Peanutbutter. Su relación con los demás ya no se basa enteramente en lo que los otros pueden hacer por él, BoJack está aprendiendo a dejar el egoísmo del lado y a poner a los otros primero, cuando es necesario. Aunque puede que eso no sea suficiente. El cambiar no lo exime de su pasado ni automáticamente significa una hoja en blanco en su futuro. 

¿Qué pasará cuando Hollyhock se entere de lo que pasó en Nuevo México y BoJack se vea forzado a hacerse responsable de sus acciones? ¿Su determinación de cambiar se mantendrá fuerte o se tirará a la bebida una vez más para evitar enfrentar la realidad? La segunda mitad de esta temporada final promete ser la más oscura de todas. BoJack finalmente tendrá que enfrentar las consecuencias de sus acciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s