[Reseña] Star Wars Jedi: Fallen Order (2019): stormtroopers con buen tino

Me gusta Star Wars desde niño. Recuerdo haber visto la primer trilogía (Episodios VI, V y VI) en VHS en el cuarto de mis padres y por la tarde haber jugado con palos de escoba a ser un Jedi. Luego, cuando salió La Amenaza Fantasma (1999) ─tenía yo unos seis años y no sabía, tampoco aún, nada de la vida─ la fui a ver al cine y recuerdo el sentimiento de maravilla ante esa última pelea en Naboo entre Qui-Gon Jinn, Obi-Wan Kenobi y Darth Maul y mi estupefacción y frustración cuando el maestro muere mientras su aprendiz se queda impotente, detrás de la pantalla (como nosotros los espectadores). No fue sino hasta diez años después que me enteré de todo el odio que existe hacia esa película, o hacia El Ataque de los Clones (2002) y La Venganza de los Sith (2005). En 2017 el odio volvió con Los Últimos Jedi y lo hizo de un modo espectacular: la gente no sólo despotricó contra la película, las decisiones narrativas y su director, sino que atacaron ─vía web─ a Daisy Riddley y a Kelly Marie Tran hasta hacerlas cerrar sus redes sociales. No lo sé, a mi me parece que algunas personas aman tanto Star Wars que terminan odiándolo. 

Por eso mismo, me parecía que hacer un buen videojuego para un solo jugador utilizando una de las propiedades intelectuales más valoradas, aclamadas y divisivas era una tarea si no imposible, al menos bastante arriesgada. Por fortuna, la tarea cayó en manos de la desarrolladora Respawn Entertainment, que nos trajo la serie Titanfall y el battle royal Apex Legends. Star Wars Jedi: Fallen Order (2019) exuda Star Wars por donde lo mires: las clásicas peleas de espadas láser, hordas de Stormtroopers (con un sorprendente buen tino), poderes provenientes de canalizar la Fuerza, planetas con flora y fauna extravagante y una historia de redención, culpa y heroísmo puro ─debo aceptar, sin embargo, que extrañé alguna escena de alta velocidad en naves terrestres─. Fallen Order se sitúa después de los sucesos de La Venganza de los Sith y se centra en las secuelas de la Orden 66 (en la que el Canciller Palpatine/Darth Sidious ordena el asesinato de todos los Jedi): los Jedi sobrevivientes y todos aquellos susceptibles a utilizar la Fuerza son perseguidos por un grupo del Imperio conocido como la Inquisición.

STAR WARS Jedi: Fallen Order™_20191116225402
Stormtrooper: “Saqué 100% en precisión durante la práctica de tiro hace rato” ©Respawn Entertainment y Electronic Arts

Así, tenemos a Cal Kestis (Cameron Monaghan), un joven Padawan obligado a permanecer de incógnito en el planeta Bracca, donde trabaja como hojalatero desmantelando naves viejas. Por supuesto, como en toda narrativa tradicional ocurre algo que saca al héroe de su zona de confort y, en este caso, su amigo Prauf tiene un accidente y está a punto de caer a una muerte segura por lo que Cal utiliza sus poderes Jedi para salvarlo, situándose bajo la mira de la Inquisición. Luego de una persecución a través de un tren (en una introducción vertiginosa que recuerda a esa de Uncharted 2: Among Thieves, pero también a Solo: A Star Wars Story), Cal sobrevive gracias a la ayuda de Cere Junda (Debra Wilson) y Greez Dritus (Daniel Roebuck) con quienes viaja al planeta Bogano. Ahí, un viejo Jedi le dará a Cal su quest a través del amigable robot BD-1: encontrar, antes que la Inquisición, el “Holocrón” donde están guardados los nombres de muchos niños sensibles a la fuerza. Por supuesto, aquí tenemos una aventura Star Wars hecha y derecha, basada en el clásico viaje del héroe que inspiró a George Lucas por allá de los años 70.

STAR WARS Jedi: Fallen Order™_20191117135850
©Respawn Entertainment y Electronic Arts

Como todo juego necesita un sentido de progresión, Cal Kestis inicia sin poderes Jedi (esa pérdida de habilidades está relacionada con el trauma y la culpa ─temas constantes en la narrativa─ de haber sobrevivido a la Orden 66), pero los irá recuperando poco a poco, a medida que avanza la trama; y estos poderes son los básicos del entrenamiento Jedi ─adiós al sueño de lanzar rayos por las manos mientras gritas “POWER! UNLIMITED POWER!”─. La obtención de poderes nuevos modifica constantemente las dinámicas de pelea, sí, pero también las de exploración, puesto que pasarás una gran parte del juego andando por distintos planetas en los que no todas las partes, puertas y zonas estarán disponibles desde el inicio (en ese sentido recuerda bastante a la nueva trilogía de Tomb Raider) obligando al jugador a volver sobre sus pasos en más de una ocasión. Es decir, los escenarios no son tan lineales, sino que cada planeta es un pequeño mundo abierto que hay que recorrer y volver a él si se quiere descubrir todos sus secretos. Los poderes, además, resultarán esenciales para resolver los puzzles que pueblan los templos y zonas del juego. 

Por otra parte, el diseño de cada planeta es extraordinario y todos se sienten verdaderamente únicos; sus criaturas amigables u hostiles, y el descubrimiento progresivo de su cultura (Cal encuentra trozos del pasado de las civilizaciones esparcidos por el mundo) hacen que los planetas sean bastante entretenidos y emocionantes de recorrer. Además, tomando elementos de los Dark Souls y de Bloodborne, Cal debe activar checkpoints en los que se guarda el juego y, mediante la meditación Jedi, puede mejorar sus habilidades. Asimismo, el jugador puede desbloquear atajos entre esos checkpoints  para que el paso por el mundo se vuelva más corto.

STAR WARS Jedi: Fallen Order™_20191116171122
©Respawn Entertainment y Electronic Arts

Quizá el único detrimento que tengo para esta mecánica de exploración es que resulta muy fácil perderse (literalmente), tomando en cuenta que dentro de el diseño de los mundos no hay señales claras que indiquen una dirección y el juego no ofrece una brújula. La única guía que tiene el jugador es el mapa que recopila BD-1; pero no existe la posibilidad de poner marcadores y, a medida que se encuentran nuevos lugares, los niveles se van superponiendo, mostrando finalmente una masa azul ininteligible que muchas veces no sirve para saber a dónde te diriges (sin mencionar lo molesto que resulta tener que detenerse cada dos minutos a tratar de leer el mapa).

Si bien los mundos están bien diseñados y los gráficos son regularmente buenos, al menos en un PS4 estándar tuve problemas para cargar algunos escenarios y atuendos rápidamente, lo que resultaba en momentos en los que Cal perdía el rostro o las rocas parecían montañas de lodo brillante. En cuanto a bugs, sufrí al menos un par: en una ocasión Cal estuvo un minuto dando vueltas en una cuerda en un ángulo de 90 grados bastante extraño; en otra, el juego se crasheó sin ninguna razón y tuve que cerrar la aplicación y volverla a iniciar. Nada grave, realmente, pero un poco molesto, sin duda. Esto no es un detrimento real, es muy probable que en el futuro la compañía desarrolladora saque un parche que solucione estos problemas.

En cuanto al sistema de combate, Star Wars Jedi: Fallen Order toma inspiración, además de Bloodborne, de juegos como God of War y The Witcher III  en los que el esquivar, el bloqueo y el parry son esenciales para sobrevivir a una pelea, sobre todo con enemigos grandes. Sin embargo, a mi parecer, el combate cuerpo a cuerpo del juego no es tan pulido como el de estas obras: el movimiento de Cal puede ser un poco torpe y atrasado, ya que una vez que se aprieta un botón la acción no se puede cancelar ni cambiar por otra (como sí ocurre en muchos otros juegos). Además, es complicado saber en qué momento hacer el parry ya que no todos los enemigos muestran claramente cuándo van a atacar ni qué tipo de ataque “bloqueable” harán, y cuando te das cuenta ya es demasiado tarde (ya apretaste el botón equivocado y ya hay cuatro insectos espaciales acribillándote). Aun así, esgrimir una espada láser (que además es casi enteramente personalizable) contra un grupo de stormtroopers y combinarla con los poderes Jedi, le da a uno una sensación de poder y heroísmo bastante satisfactoria.

STAR WARS Jedi: Fallen Order™_20191116200622
©Respawn Entertainment y Electronic Arts

Aunque he mencionado un par de puntos malos, quiero decir que son detalles fácilmente superables que de ninguna manera demeritan completamente la experiencia del juego. Haré una pequeña digresión ahora: siendo objetivos con las películas, desde la primer trilogía hasta esta última, todas han tenido partes blandas y malas decisiones narrativas (vamos, el Boba Fett de las películas es un blandengue con “Daddy Issues” que ni siquiera es mandaloriano porque es un clon y jamás en su vida ha pisado el planeta Mandalore); y sin embargo, si uno ama algo (o a alguien, pues) debería aprender a ver más allá de sus errores: ser objetivo y consciente de ellos, obviamente, pero no dejar que arruinen el resto de la experiencia.

Star Wars Jedi: Fallen Order es sin duda uno de los mejores juegos de Star Wars de los últimos años, ya que te sumerge en el universo de George Lucas sin abusar de él. Constantemente hace referencias a las películas, pero no depende de ellas, sino que logra mantenerse como lo que se nos prometió: una aventura épica en tercera persona para un sólo jugador ambientada en una galaxia muy muy lejana. La historia tiene momentos increíbles y escenas de acción que cualquiera podría disfrutar, además de cameos poco obvios y bastante satisfactorios (cuando lleguen al final, por favor, escríbanme). Cualquiera que disfrute de Star Wars o que ame los juegos de aventuras con historias bien contadas definitivamente debería embarcarse en esta nave junto con Cal Kestis y BD-1 y dejar que la fuerza lo acompañe a través de otros mundos y otros cielos.

STAR WARS Jedi: Fallen Order™_20191115175326
¿Dunkerque? ©Respawn Entertainment y Electronic Arts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s