El doble y el bloqueo creativo en Basada en hechos reales (2017) de Polanski

Cuando era más joven siempre tuve la ilusión de tener un doble o una especie de gemela que pudiera mandar a la escuela por mí y así poder dormir más tiempo en las mañanas. En películas y caricaturas de mi infancia nunca faltaba algún momento en que algún personaje hiciera copias de sí mismo de alguna forma y parecía una idea prometedora. Sin embargo, creo que la gran mayoría de estos experimentos terminaba en conflicto de alguna forma u otra. En literatura, cuando me encontraba con el motivo del doble o del doppelgänger (como es el caso de “William Wilson” de Edgar Allan Poe, El doble de Fedor Dostoievski o “¿Él?” de Guy de Maupassant), siempre había un tinte tenebroso en estas narraciones. Esto tiene que ver con verse a uno mismo desde fuera, lo cual no muchos quisieran hacer, y con la amenaza de que otro usurpe tu lugar. Más allá de los mitos sobre encontrar a alguien prácticamente idéntico a nosotros me interesa su uso en distintas formas narrativas como agente antagonista. En mi género favorito del cine, el terror, los dobles se utilizan incontables veces como una forma de torturar tanto al espectador como a los protagonistas y quizá ese sea el caso en una película que me encantó desde que vi los avances: Basada en hechos reales de Roman Polanski (2017).

En esta historia Delphine Dayrieux (Emmanuelle Seigner), una reconocida escritora, experimenta un bloqueo artístico para su próxima novela. Harta de los compromisos que implica la fama, un día se encuentra con Elle (Eva Green), una atractiva mujer parecida a ella que dice ser su mayor admiradora. En esta entrada quisiera reflexionar sobre la relación entre estas mujeres y cómo se relaciona con el proceso creativo de la escritura así como la posible autodestrucción de la figura autoral ante la presión de seguir escribiendo. Esta película ha estado en mi mente de manera recurrente desde que me encontré con ella debido a la gran angustia que me hizo sentir; quizá escribir sobre las grandes ambigüedades que entraña alivie esta sensación.

Based on a true story double
© Lions Gate Entertainment

Esta historia tiene varios elementos en común con otras narrativas que hacen uso del doble: la protagonista está convencida de la existencia de Elle, incluso se convierten en amigas cercanas, aunque nunca es claro si Elle es una persona real o producto de la imaginación de la autora. Constantemente ambas mujeres comentan sobre el gran parecido físico que hay entre ellas, incluyendo su forma de vestir. Por otro lado, encontramos pequeñas coincidencias tras su primer encuentro que contribuyen a relacionar al doble con una figura amenazante que acecha a la protagonista. De pronto se encuentran en lugares que Delphine siempre ha frecuentado pero nunca antes habían coincidido y se descubre que Elle vive en un departamento cuya ventana curiosamente tiene vista directa al balcón de la protagonista. Estos detalles contribuyen al sentimiento de sentirse vigilado por este otro, aunque en un inicio se ve como una agradable casualidad. Incluso el nombre de Elle contribuye a la ambigüedad de su naturaleza. En francés elle es el pronombre “ella”, por lo que en ocasiones cuando Delphine se refiere a su amiga los demás se confunden al no saber a quién se refiere, pues Elle no tiene redes sociales y no existen fotos de ella. Elle llega a mencionar: “Ahora somos intercambiables. Lo haré cuando quieras. Seguro funcionará con tus conocidos” (51:13). Esto es algo que usualmente preocupa en narrativas de dobles, que tu otro yo llegue a reemplazarte y tomar control completo de tu vida.

Uno de los elementos que más contribuye a la creación de suspenso en la película es la forma en la que interactúan ambos personajes femeninos. Dephine y Elle parecen encontrarse solamente en momentos en los que la protagonista se encuentra alejada del resto de su círculo cercano. Si bien algunas interacciones se dan en lugares públicos, la gran mayoría se realizan en espacios privados. Esto enfatiza la posibilidad de pensar en Elle como una presencia con tintes sobrenaturales o al menos con motivos ocultos. El hecho de no tener interacciones significativas en el espacio público a los ojos de los demás se vuelve significativo ante la posibilidad de que Elle le haga daño a Delphine, lo cual eventualmente ocurrirá cuando logre alejarla de su vida normal.

Based on a true story Writing
© Lions Gate Entertainment

Si bien la película hace guiños a los espectadores sobre la verdadera naturaleza de Elle también los pone en tela de juicio. Hay un instante en el que ambas mujeres descubren una página falsa en Facebook a nombre de la autora llena de mensajes de odio. En ese momento el bloqueo de escritora tiene a Delphine alejada de la sociedad y en un estado depresivo. Elle comienza a leer los comentarios uno tras otro sin piedad y ambas acuerdan que Elle manejará todos los asuntos públicos de Delphine para que ésta pueda dedicarse simplemente a escribir. Hay indicaciones de que esto es una trampa para obtener acceso a toda la información de la escritora, pero nunca es confirmado en la película. Conforme avanza la trama esta amistad se vuelve cada vez más intensa y controladora. La relación de estas mujeres parece ser un tanto codependiente pues Delphine necesita en primera instancia del elogio de Elle y posteriormente de sus vivencias para salir de su bloqueo creativo. Por otro lado Elle parece vivir simplemente para lograr que Delphine escriba una historia nueva, una historia que cree que la escritora ha mantenido oculta por mucho tiempo y está dispuesta a todo para que ésta se concrete. Incluso comienza a darle ansiolíticos de manera incrementada para mantenerla a su lado y dependiente de ella. Delphine considera a Elle una mujer moderna, interesante y alguien cuyos secretos valdrían la pena revelar. Si sumamos esto al hecho de que Elle es una escritora fantasma, el motivo del doble se liga íntimamente con el bloqueo creativo: “No hay nada oculto. Ni tabús, ni tesoros, ni nada prohibido. ¡Sólo hay vacío!” (40:14). Al estar inmersa en el proceso de escritura y lo no dicho, la película hace un guiño, a mi parecer, a que esta figura tan parecida pero distinta a la protagonista sea en realidad una proyección de su imaginación en un intento de impulsar su escritura.

Se indica en repetidas ocasiones que Elle es responsable de diversos “accidentes” que ocurren durante la película, incluyendo que los cuadernos donde Delphine escribe sus ideas para futuros libros se pierdan de su bolsa. Creo que este instante es significativo en tanto que la toma se enfoca en una sonrisa un tanto maligna de Elle momentos antes de que la escritora descubra que sus valiosos cuadernos han desaparecido. Pareciera ser que en nombre de la literatura Elle sobrepasa los límites de la amistad que tiene con Delphine al invadir su privacidad, leer sus diarios e insistir en que aquellas cosas que ha ocultado sobre su vida familiar deben exponerse ante una audiencia que merece saber esa historia: “Son tus recuerdos. No entiendo por qué buscas un tema cuando tienes eso” (52:46). Lo no dicho se extiende en ambos personajes, pues ambas parecen ocultar cosas fundamentales sobre su pasado que la otra quiere exponer ante el mundo. El peligroso juego de sacar información va creciendo en tanto que la personalidad violenta de Elle mantiene a Delphine trabajando casi en secreto para sacar información que pueda usar para escribir su nuevo libro, pero parece que hay historias que no quieren ser contadas. La relación se vuelve tan abusiva que entre líneas el espectador sospecha que Elle está envenenando a Delphine con el propósito de matarla o mantenerla totalmente sumisa ante su control. Esto me lleva a pensar en Elle como una representación de la audiencia que demanda cada vez más contenido en estos tiempos donde parece ser muy fácil enviar mensajes de odio y exigir más a quienes producen lo que diariamente consumimos.

BasedonatruestoryElle
© Lions Gate Entertainment

Si bien siempre es sospechoso cuando se trata de dobles, ligarlo a la escritura lo hace aún más intrigante. En narrativas de encuentros con otro parecido a nosotros hay grandes posibilidades de que este sea un ente sobrenatural que augura desgracias, también hay un alto grado de duda ante que el otro exista en realidad. Quien escribe crea constantemente mundos, personajes y situaciones que clasificamos como ficticios, por lo que esta película genera preguntas pertinentes desde su título. Al decir que está basada en una historia “real” altera las expectativas del espectador pues se presenta como algo que fue verdadero: “Todos los escritores se basan en hechos reales. ¿Y sabes por qué? ¡Porque es la única fuente válida! Vuelves a la ficción por una sola razón, para no escribir la verdad que ocultas” (44:00 – 44: 07). Existe una constante ambigüedad entre lo que es real e imaginario en esta película, pues las experiencias de Delphine con Elle no parecen ser registradas por otros a su alrededor. Cuando la vida de Delphine corre peligro no hay evidencia clara de que alguien haya estado con ella ni causado ese daño. Sin embargo, podemos ver claramente que cada vez que la autora abre su computadora con la intención de escribir la música se vuelve silenciosa y la cámara enfoca por un largo tiempo la página en blanco así como sus manos temblando ante el teclado.

Based on a true story writer'sblock
© Lions Gate Entertainment

Mientras más se involucra con Elle más se convence que su nuevo libro es contar la historia de esta misteriosa mujer que se ha dedicado a manejar su vida. Esto me lleva a pensar que en este caso el doble es un recurso que se utiliza para simbolizar su bloqueo de escritora y volver a escribir. Sin embargo, no puedo ignorar el aspecto dañino de la influencia de Elle en la vida de Delphine incluyendo el daño físico que ésta sufre cuando se encuentra sola con su controladora amiga. En una interacción Elle comenta: “Sólo yo sé quién eres y lo que puedes escribir.” A lo que Delphine responde: “¿No ves que estoy muerta de miedo? ¿Que no logro nada?” (40:02 – 40:10). Quizá el proceso creativo puede tornarse peligroso cuando uno se enfrenta a la fama y a la obligación de complacer a sus lectores, lo que en muchos sentidos me recordó a Misery de Stephen King (1987). En este caso podríamos considerar al doble como un método de autodestrucción ante la presión de seguir creado a pesar de nuestra salud física y mental por la cara que ponemos ante un público que demanda más.

 

Basada en hechos reales. Dirigida por Roman Polanski, Mars Film, 1 nov. 2017.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s