Fire Emblem Three Houses (2019): cómo percibimos la verdad y las decisiones que tomamos con base en ella

Por Anel Olivares

Fire Emblem (FE) es una franquicia de videojuegos que tiene como genero principal el rol por turnos y la estrategia (RPG): los jugadores pueden manejar unidades y moverlas a su antojo, como si de un tablero de ajedrez se tratara, con el objetivo de vencer al enemigo y completar la campaña. Definitivamente los juegos de estrategia son de mis favoritos y esto se debe a que el idear un plan para llegar a un objetivo es a lo que nos enfrentamos día a día en la vida (ya sea con nuestras metas profesionales o personales).

© Intelligent Systems Koei Tecmo

Fire Emblem Three Houses (FE3H) es el juego más reciente que sacó Intelligent Systems Koei Tecmo (IS) para la franquicia de FE. Esta obra, aparte de ser uno de los mejores FE de la historia, también fue de las más vendidas. ¿A qué se debe ese éxito? Desde su juego antecesor IS ha apostado a que el jugador tenga la libertad de elegir un bando, impactando directamente en el desarrollo de la trama y relaciones que tiene con otros personajes. Sin embargo, en aquel juego anterior, el “malo” de la historia no cambiaba. El villano era el mismo independientemente de la ruta que tomaras. Entonces, volviendo a la pregunta, el éxito, a mi parecer, radica en que en esta ocasión IS creó una historia diferente: una donde no existía ese lado bueno o malo. La trama está llena de grises en vez de sólo blancos y negros.

A lo largo del juego te das cuenta que cada personaje tiene sus propios ideales, aspiraciones y sueños. Muchos de ellos chocan con los de otros protagonistas y es por esa razón que estalla la guerra. ¿Qué bando escogerás? ¿Cuál es el correcto? Aquellas preguntas son las que tienes que enfrentar como protagonista. Escoger una puede implicar que no sólo los escenarios de batalla sean diferentes, sino que también te veas en la obligación de matar a un amigo del cual fuiste mentor, consejero y cuidador. Antes salvaste antes su vida, y ahora debes acabar con ella.

Pero antes de continuar, en necesario contar de qué trata FE3H. En su inicio, la trama gira alrededor de cómo tú, siendo mercenario en la tierra de Fódlan, salvas a 3 futuros gobernantes de una emboscada. Ellos, impresionados por tus habilidades, piden que los guíes en el arte de la guerra junto con todos sus amigos. Así es como te vuelves maestro en el monasterio de Garreg Mach. Sin embargo, sólo puedes entrenar a una casa y es aquí donde viene tu primera gran decisión.

© Intelligent Systems Koei Tecmo

Los leones azules son el primer grupo, su líder Dimitri, es el futuro Rey de Faerghus. El hombre es calmado y sereno; a pesar de eso, cuando hablas con él puedes ver que algo está mal en su cabeza. Siempre hace referencia a que está aquí para callar a los muertos. Tú tienes que averiguar de qué habla y cómo ayudarlo.

La segunda casa, las águilas negras, está dirigida por Edelgard, decima hija del Emperador Lonius IX, pero ahora la única heredera al trono. Ella es una persona aguerrida, seria y privada; busca ser la mejor para así enfrentar el destino que se le ha asignado. Tu trabajo es ayudarla a enfrentar a los enemigos que según ella tienen secuestrado al continente.

Claude es el jefe de los ciervos dorados. Al ser nieto del duque más importante, su relevancia se eleva entre los demás nobles. Dicen que el chico apareció de la nada hace dos años, pero con su carisma, perspicacia y el ser un as en la estrategia, le han valido para abrirse paso en la diplomacia y dentro del consejo. Descubrir la verdad que esconde será tal vez la solución para que la paz y la prosperidad lleguen a Fódlan.

Finalmente el juego te permite tomar una cuarta ruta. Cuando llegas al monasterio conoces a la arzobispa Rea, quien desde que te vio tiene un interés muy inusual en ti. Tu padre te dice que tengas cuidado con la amable arzobispa, cuya influencia y poder se iguala a la de los tres Lores antes mencionados. Y tú sabes que algo está mal con ella, pues al leer el diario de tu padre, te enteras de la triste muerte de tu madre y cómo él huyo de ahí hace ya tantos años.

© Intelligent Systems Koei Tecmo

Las cartas están puestas para comenzar el juego. ¿A quién escogerás? ¿Quién tiene la razón? ¿Qué es lo que esconde cada líder? ¿Y cuál es la ruta correcta? Son los cuestionamientos que tuve que enfrentar cuando lo jugué por primera vez, y es que IS hizo un trabajo excelente con esta historia llena de niebla y misterio, al darte sólo la perspectiva de aquella casa que escogiste. Aquí la verdad es relativa, todos o nadie pueden tener la razón. Y sólo al jugar las 4 partes, al matar a tus enemigos que en otra realidad fueron tus aliados, es que logras tener todas las piezas del rompecabezas. No obstante, esto puede costar que tu destino y el de tus aliados o amigos, en algunas o en todas, puede ser cruel o fatal.

Desde que salió el tráiler del juego, mi interés por la historia fue tal que contaba los días, horas y minutos para el estreno. Lo compre sin dudarlo. El resultado de tal inversión fueron más de 250 horas de juego, donde disfruté no sólo de las campañas y de un soundtrack increíble, sino que también de sus animaciones, su historia y sus personajes. Junto a ellos armé estrategias, celebré victorias y vi como crecían. Sin embargo, el juego me hizo frustrarme al no poder completar las campañas, al ver morir aliados o incluso enemigos.

© Intelligent Systems Koei Tecmo

Primero me fui con la arzobispa, todo para tratar de resolver el misterio que envuelve tu nacimiento y la muerte de tu madre. Luego seguí a Dimitri en su descenso a la locura. La siguiente vez fue con Edelgard, donde descubrí los secretos en torno al poder. Y finalmente, de la mano de Claude pude darle sentido al presente, entendiendo el doloroso y sangriento pasado que esconde el continente.

Destacare que mi ruta favorita fue la de las águilas negras, ya que su historia es envolvente e intrigante. La causa de Edelgard puede ser noble, pero también despiadada: todo depende del lente con lo que lo veas. Su campaña también fue la más corta, y tal vez esa es la razón por la que el final deja mucho que desear. Quizás para este punto debo mencionar que la última batalla de los los ciervos dorados duró más de 3 horas (por eso casi llego tarde a la cena de navidad), pero el resultado es una secuencia y cierre de la historia fantástico.

Quien diría, que más de una vez me quede 8 horas pegada a la pantalla sólo para poder ver el final de alguna de las rutas. Desvelándome, ya que la batalla continuaba y continuaba y yo quería revelar todos y cada uno de sus secretos. Hubo incluso una ocasión en que lloré al ver el destino que se formó, y todo por no elegir seguir a quien en el fondo sólo buscaba un apoyo y un guía.

Tal vez la vida sería más fácil si conocieras todas las partes de la historia: si después de ver y analizar todas los escenarios pudieras tomar una decisión más informada. Quizás tengas que hacer sacrificios, pero estos serían necesarios para construir el futuro que buscas, un porvenir que te traiga paz y tranquilidad a ti mismo y a la sociedad que te rodea. Pero no somos tan afortunados. No se nos permite explorar todas las posibilidades y conocer todos los destinos. Tenemos sólo una oportunidad y las consecuencias no se pueden cambiar. Por lo tanto, lo único que nos queda es ser sabios a la hora de escoger un bando, pues el peso de nuestras decisiones definirá el rumbo que tomaran nuestras vidas.

Por Anel Olivares


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s