Editorial XXI: los espacios como personajes

Después de descubrir que las palabras entretejían frases en las páginas, mis primeros años como lectora se basaron en la creación de un pacto ficcional indeleble: cada nuevo libro me mostraba un mundo entero en el cual me podría sumergir durante el tiempo que me llevara terminar la lectura. Poco después, la fantasía se fue convirtiendo en uno de mis géneros literarios favoritos, puesto que … Continúa leyendo Editorial XXI: los espacios como personajes

Editorial XIX: Desamor

En Inexistente hemos hablado del amor con anterioridad, sobre como viene de los lugares que menos esperamos y que nos ayudan a sobrepasar los malos tragos de la vida. Pero con el amor viene una ansiedad que ha sido retratada en cientos de productos culturales, por lo menos, desde el inicio del siglo: el desamor. Y es que estoy seguro de que todos los hemos … Continúa leyendo Editorial XIX: Desamor

Editorial IV: ¿A qué le tienes miedo?

Personalmente, tengo tres miedos que rondan siempre mi cabeza. El primero y que no es tan recurrente en la vida diaria -el que tengo desde niño- es hacia los tiburones. El segundo, uno que es un miedo adquirido debido a mi fascinación y repulsión al mismo tiempo hacia el tema, y un producto del siglo XX, son los extraterrestres (y cualquier narrativa que los represente). … Continúa leyendo Editorial IV: ¿A qué le tienes miedo?

“Aquí todos estamos locos”: La vida en comunidad en Don’t Starve Together

La primera vez que juegas Don’t Starve Together (2014) probablemente vas a acabar muriéndote de hambre sin nadie a tu lado. Bueno, igual y eso pasa la segunda vez, la primera probablemente mueras porque no sabías que tenías que conseguir los materiales necesarios para hacer fuego antes de que llegara la noche. Vas a morir sin compañía muchas veces, al menos hasta que consigas gente … Continúa leyendo “Aquí todos estamos locos”: La vida en comunidad en Don’t Starve Together

Editorial I: Inexistente

Desde que era niño siempre me encantaron las ficciones: en la primaria me escondía detrás de mis compañeros para leer Harry Potter en clase; pasaba las tardes en el ordenador jugando cualquier cosa con mi hermano; mis cumpleaños consistían en idas al cine (y cajitas felices). En general, todos crecemos rodeados de historias. Millones de ellas. Desde el inicio de la humanidad, las ficciones han formado … Continúa leyendo Editorial I: Inexistente